El THC es eficaz para las náuseas refractarias a tratamiento en un paciente al que sometieron a un bypass gástrico

Un equipo médico de California ha presentado un caso de una enferma de 31 años con un largo historial de obesidad, y que fue sometidos a cirugía (bypass de estómago) para reducir su consumo de alimentos. Dentro de las semanas siguientes presentó náuseas e intolerancia, tanto a líquidos como a sólidos, tan intensas que requirieron su ingreso hospitalario hasta en siete ocasiones. Probaron con varios fármacos antieméticos, entre ellos con un antagonista de la serotonina, que sólo proporcionó alivio limitado hasta el punto que la paciente pidió que le reinvirtieran el bypass gástrico realizado. Como último recurso, probaron con THC oral a dosis máxima de 15 mg por día. A los 1-2 días experimentó una mejoría significativa de sus síntomas, tolerando bien el nuevo medicamento. Su ánimo y energía mejoraron con rapidez y comenzó a tolerar más alimentos y líquidos por boca. En menos de 4 semanas pudo dejar el tratamiento con THC.
La cirugía de derivación (bypass) gástrica reduce el estómago y permite al alimento evitar el paso por parte del intestino delgado. El enfermo se siente saciado antes, lo que reduce la ingesta de nutrientes. El que el alimento no pase por parte del intestino también se traduce en un menor número de calorías absorbidas, lo que provoca pérdida de peso. Las náuseas son unas de las complicaciones post-operatorias mejor documentadas y, aunque suelen responde a los fármacos estándares, a veces no lo hacen. Los autores destacan que “el THC podría tener un útil papel en el tratamiento de esta grave y debilitante complicación post-operatoria”.

(Fuente: Merriman AR, Oliak DA. Use of medical marijuana for treatment of severe intractable nausea after laparoscopic Roux-en-Y gastric bypass surgery: case report. Surg Obes Relat Dis 2008 Jan 26 [versión electrónica ya disponible])

Deja un comentario